Monthly Archives: marzo 2018

La actio communi dividundo

La acción de división de la cosa común, es una facultad que se integra en el derecho de propiedad, cuando éste tiene pluralidad de sujetos. La idea es que nadie puede ser forzado a mantenerse en una situación de copropiedad. Por ejemplo, compartir la propiedad de una vivienda.

Esta facultad se encuentra reconocida en el Código Civil de Cataluña en el artículo 552-10 cuando indica en su número primero que cualquier cotitular puede exigir, en cualquier momento y sin expresar sus motivos, la división del objeto de la comunidad. A su vez, el artículo 552-11, 1º afirma que cualquiera de los cotitulares, si no se ponen de acuerdo para dividir la comunidad puede instar a la autoridad judicial para que efectúe la división.

En cuanto a la forma de proceder a la división del patrimonio común y en especial cuando se trate de un bien inmueble indivisible, el ordenamiento jurídico catalán contiene en las normas del artículo 552-11, 5 una regulación más moderna y adaptada a la realidad, siendo la subasta pública la última de las alternativas. Dicho precepto legal establece unos criterios escalonados, siendo de aplicación preferente el mayor interés en la adjudicación, la mayor participación en la copropiedad o el sorteo entre los copropietarios, contemplando la venta a terceros y reparto del precio a modo de norma de cierre después de las otras opciones legales.

Dicha venta a terceros, además, no ha de producirse inexcusablemente a través de subasta pública, ya que no lo impone así el artículo 552-11 5 del Código Civil de Cataluña, siendo por lo tanto factible y más beneficioso para los copropietarios la venta en el mercado libre y a través de un agente especializado en la venta de bienes inmuebles, sin sujeción a las normas de la subasta pública.