Monthly Archives: julio 2018

El Fondo de Garantía del Pago de Alimentos

Una de las cuestiones más conflictivas tras la crisis familiar es el impago de las pensiones de alimentos.

Para proceder a la reclamación de las pensiones de alimentos debe instarse un procedimiento de ejecución de la Sentencia de separación o divorcio que estableció el pago de éstas. Sin embargo, muchas veces estos procedimientos resultan infructuosos, bien porque el obligado no paga o porque carece de bienes embargables (insolvente).

Para estos supuestos, y siempre que se cumplan los requisitos a que haré referencia más adelante, el Estado adelanta el pago las pensiones de alimentos a través del Fondo de Garantía del Pago de Alimentos, que viene regulado a través del Real Decreto 1618/2007, de 7 de diciembre.

Para poder acceder a los anticipos del Fondo de Garantía, debe acreditarse la existencia de una Sentencia de separación o divorcio, y que pese a reclamar las pensiones de alimentos judicialmente, no se ha obtenido ni el cobro de los alimentos ni el embargo de bienes del obligado a su pago.

Pueden beneficiarse de los anticipos del Fondo los menores de edad (y mayores de edad con un grado de discapacidad igual o superior al 65 %), siempre y cuando los ingresos económicos de la unidad familiar donde se integra el menor de edad no supere una determinada cantidad resultante de multiplicar la cuantía anual del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) por el coeficiente que corresponda en función del número de hijos menores que integren la unidad familiar. Dicho coeficiente será 1,5 si sólo hubiera un hijo, y se incrementará en 0, 25 por cada hijo más. El IPREM es un índice empleado en España para la concesión de ayudas, subvenciones o subsidio de desempleo.

La cantidad que puede percibirse en concepto de anticipos es de CIEN EUROS mensuales por cada menor beneficiario de la pensión de alimentos y durante un periodo de 18 mensualidades y recibirá dicha cantidad quien tenga a atribuida la guarda y custodia del menor.