Procedimiento de familia por la crisis del COVID-19

La declaración del estado de alarma a consecuencia del COVID-19, y las medidas adoptadas por el gobierno y las demás autoridades sanitarias al objeto de evitar la propagación del COVID-19, ha provocado situaciones en familias separadas o divorciadas en las que uno de los progenitores no ha podido atender en sus propios extremos lo dispuesto en la Sentencia de separación o divorcio en cuanto al régimen de estancias o guarda compartida con hijos menores.

Por otro lado, son muchos los trabajadores que se han visto abocados a un ERTE o despido, y muchos autónomos y profesionales que han visto reducidos significativamente sus ingresos económicos.

El Real Decreto 16/2020, de 28 de abril, recoge un procedimiento nuevo, especial y sumario, a través del cual se pretende dar solución a determinadas situaciones de familia directamente derivadas de la crisis del COVID-19, y entre éstas, aquellas cuestiones sobre el régimen de custodia y visitas de menores o el pago de pensiones alimenticias.

Así, durante la vigencia del estado de alarma y durante un período de tres meses después de su finalización, se decidirán por este procedimiento las siguientes demandas:

1.- Las demanda que pretendan el restablecimiento del equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida cuando uno de los progenitores no haya podido atender en sus estrictos términos el régimen establecido y, en su caso, custodia compartida vigente, como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno y las demás autoridades sanitarias con el objeto de evitar la propagación del COVID-19.

2.- Las demandas que tengan por objeto solicitar la revisión de las medidas definitivas sobre cargas del matrimonio, pensiones económicas entre cónyuges y alimentos reconocidos a los hijos, adoptadas en aplicación de lo dispuesto en el artículo 774 de la Ley 1/2000, de 1 de enero, de Enjuiciamiento Civil, cuando la revisión tenga como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas del progenitor obligado a dichas prestaciones económicas como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.

3.- Las demandas que pretendan la revisión de la obligación de prestar alimentos cuando dicha modificación tenga como fundamento haber variado sustancialmente las circunstancias económicas del pariente obligado a dichas prestación alimenticia como consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.